Cómo lograr que tu hijo se vaya a dormir

Consejos para padre, niños, vida, hábitos, vida en familia

ninosdurmiendo

                                                La tarea más difícil

La vida de padres nunca es fácil, lograr que tu hijo vaya a la cama temprano es una odisea, porque pareciera que las energías nunca se acaban, mientras ambos están agotados y solamente quieren un tiempo a solas. No importa si el día fue largo o no, cuando ya llega la hora de dormir quieres que los niños vayan a la cama temprano. Pero siempre termina en una pelea épica, y a veces desiste y espera a que se cansen y se vayan a dormir solos. Pero esa clase de hábitos no solamente dañan a los padres sino también a los niños, ya que es importante enseñarles el valor de una buena noche de sueño y que de esta manera no estarán cansados en el día. Pero hay tips que puedes seguir para que tus hijos se vayan a dormir temprano y así puedas tener tiempo para ti y para tu pareja, pero debes saber que estos tips requieren una rutina y mucha paciencia ya que no todos los niños son iguales y algunos son más difíciles que otros, así que es importante que conozcas a tus hijos antes de aplicarlos para que de esta forma puedas tener éxito en lograr que vayan a la cama temprano.

Inscríbelos en actividades físicas

Primero debes ocupar su día de actividades que hagan que drenen las energías, luego del colegio inscríbelos en clases de natación, de artes marciales, en algún deporte, clases de baile, trata de que sean clases físicas, para que de esta manera drenen las energías. Y si eres pro naturaleza, llévalos de excursión, o a un parque para jueguen y corran, mantén una rutina diaria para que de esta forma puedan dormir más tranquilos y temprano.

Disminuye el uso de la tecnología

ninotv

La adicción a la tecnología

Los niños siempre van a querer ver la televisión o usar la computadora, así que asegúrate de que sólo lo hagan por una hora o una hora y media, y así evitas la adicción a estos aparatos, el resto de tiempo úsalo para que hagan sus tareas y para que desarrollen su creatividad ya sea pintando, armando modelos a escala, aprendiendo música, o cualquier otra actividad que requiera la imaginación. Está comprobado científicamente que la televisión puede quitar el sueño en las personas y causar estrés y los niños son más propensos a este efecto, para saber más sobre este fenómeno puedes leer el estudio aquí: http://www.stopronquidos.com/la-tele-te-quita-el-sueno/

La hora de dormir

Debes enseñarles a crear un hábito saludable para dormir, y esto implica una hora adecuada para dormir, desde pequeños debes educarlos y negociar con ellos la hora de dormir, explícales que aún son muy pequeños para quedarse despiertos y que a medida de que crezcan podrán permanecer despiertos hasta más tarde. Haz un compromiso con ellos, diles que cada 6 meses le aumentarás la hora de ir a dormir, por ejemplo, si la hora para dormir es a las 8 entonces diles que dentro de 6 meses podrán ir a dormir a las 8:10 y que la hora aumentará a medida de que crezcan. Negocia pero sé firme en tu decisión, recuerda que tú eres el adulto, y pide el apoyo de tu pareja. Uno de los puntos más importantes es la cama en donde duermen. Debe ser una cama acorde a su edad y debe ser cómoda; compra almohadas suaves y firmes, que ayuden a descansar pero también a estar cómodos, las sábanas que sean de algodón y evita telas duras y muy gruesas, para pueda tener fácil movilidad. Ajusta la calefacción o el aire acondicionado a una temperatura fresca, para que no pase frío en la noche o calor. El ambiente debe ser de calma cuando llegue la hora de dormir. Preferiblemente cuando decores el cuarto no coloques objetos con los cuales se puedan distraer, como juguetes y peluches. En el cuarto coloca un estante de libros lleno de cuentos, para que puedan escoger qué libro quieren que les leas antes de dormir. Si tus hijos sufren de miedo a la oscuridad compra una lámpara con luz tenue y evita las que tienen diseños que se reflejan en la pared, ya que esto los distraerá del sueño.

La paciencia es tu mejor aliado

padresyninos

Amor y paciencia

Y el punto más importante, la alimentación, un niño bien alimentado podrá conciliar el sueño rápidamente, prepárale una cena ligera, en donde tenga las proteínas, carbohidratos y grasas saludables, y siempre dale algo de beber, ya sea un jugo, yogurt o leche caliente antes de dormir. Ser padre es difícil ya sea que tengas uno o dos o más niños, y todo cambia constantemente, y sobre todo porque cada niño es diferente, pero si eres constante y tienes paciencia sus hábitos para dormir serán los mejores.